¿Qué fue de Jorge Sanz?


Aprovechando el nuevo especial de la serie he visto por primera vez todos los capítulos. La crítica era buena, merecía un visionado.
Es una rareza, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. Ficción y algo de realidad se entremezclan en una sátira sobre la vida.
David Trueba es capaz de entregar píldoras de gran cine, aquí, desatado, hace lo propio con la televisión. Entre los capítulos hay mejores y peores, pero la diversión se mantiene.
Es de agradecer algo de valentía, todo el reparto, con Jorge Sanz a la cabeza, la tienen.
No es que me apasione, pero se ve con gusto.
Un elogio a la autocrítica.

Comentarios