El infiltrado


La propuesta parece sugerente, una enorme directora en una gran producción para televisión y con dos grandes actores.
Y eso es lo que hay. Pero nada más.
Tom Hiddleston y Hugh Laurie son lo mejor de la serie. A su lado, un buen reparto.
Mucho dinero y mucho ritmo, eso también.
El guión tiene muchas lagunas, se hace inverosímil. Uno espera otra cosa de Susanne Bier, no sé...
Y acaba demasiado bien.
Pese a todo es una serie corta, que distrae y que deja dos actuaciones memorables.


Comentarios