La casa de papel


La ficción televisiva da alegrías de vez en cuando. Esta ha sido una.
Nada que ver con esas obras maestras que suelo comentar por aquí, pero ha entretenido y ha acabado de forma notable (aunque previsible).
Hay capítulos de sobra y derivas de telenovela, eso sí.
Bien dirigida y bien interpretada, la serie ha destacado entre sus semejantes.
El atraco perfecto no ha sido, pero ha evitado el maniqueísmo con inteligencia. Y eso es tanto...
Este es el camino.

Comentarios